Audrey

"Mi vida ha sido mucho más que un cuento de hadas"

Había llegado al mundo en un hogar de alcurnia: su padre era un banquero inglés y su madre, una baronesa alemana."Si tuviera que escribir mi biografía, comenzaría así: ‘Nací en Bruselas, Bélgica, el 4 de mayo de 1929... y morí seis semanas después’”. Audrey apenas tenía dos meses de vida. Un severo ataque de tos hizo que su pequeño corazón dejara de latir. Su desesperada madre, Ella Van Heemstra, rezó y le golpeó la espalda. Ese brutal renacimiento fue una segunda oportunidad para Audrey Kathleen Ruston.

Tras el divorcio de sus padres, Audrey vivió con su madre y sus hermanos en Londres y Holanda , en los tiempos en que ésta fue ocupada por Alemania . La violencia del régimen nazi causaba estragos ciudadanos, y Audrey sufrió de depresión y desnutrición.

Ya en su adolescencia comenzó a experimentar inclinaciones de sincera solidaridad con los menos afortunados. Fue en esos años de racismo y genocidio cuando se ofreció como enfermera voluntaria en un hospital alemán que atendía a soldados aliados heridos. Y la extraña trama del destino hizo que a Audrey le tocara curar a un joven paracaidista inglés. Se llamaba Terence Young.Veinte años después, ese ex paracaidista sería director de cine y elegiría a Audrey para protagonizar su drama "Sola en la oscuridad".Además de su empleo como enfermera, Audrey se unió al grupo Dutch Underground, que ofrecía espectáculos de ballet para recaudar fondos destinados a solventar boicots antinazis.

Delgadísima, dotada de una belleza contraria de la voluptuosidad de la época, Audrey dejó atrás los espectros bélicos y, siempre optimista, ingresó a una escuela de ballet gracias a una beca. Y su elegancia y garbo resultaron tan atractivos que muy pronto la llamaron para trabajar como modelo. Esa frágil bailarina estaba a punto de ser descubierta como actriz. Sus primeros pasos en el cine holandés la llevaron a Hollywood y la “puerta grande” se le abrió de par en par , cuando por una causalidad del destino , la actriz Jean Simmons rechazó el papel que Audrey interpretó magníficamente y haciéndose ganadora de un Óscar : "Vacaciones en Roma".

Le siguieron películas míticas : "Sabrina", "Guerra y Paz" , "My Fair Lady" ,"Historia de una monja" , "Sola en la oscuridad","Desayuno con diamantes" ,"Dos en la carretera", "Charada"... Por las que obtuvo un óscar y cuatro nominaciones a éste premio como mejor actriz.Abandonó el cine durante unos años para cuidar de sus hijos ( nacidos en sus dos matrimonios) , para regresar con "Robin y Mariam" y decir el adiós definitivo a la escena ( “Lo más importante es envejecer con gracia. Y no puedes hacerlo desde la tapa de una revista para fans”) en 1989 con una película que se llamó precisamente "Para siempre". Y entonces nació otra Audrey Hepburn.

Se convirtió en un del icono que supo aprovechar su fama en beneficio de los niños como embajadora de Unicef en los últimos años de su vida. "He conocido el UNICEF desde hace mucho tiempo, desde la segunda guerra mundial cuando llegaron a la ayuda de miles de niños como yo, hambrientos víctimas de cinco años de ocupación alemana en Holanda. Se redujeron a cerca de la pobreza total como es el mundo en desarrollo hoy en día - ya que es la pobreza que está en la raíz de todos sus sufrimientos - el no tener, no tener los medios necesarios para ayudarse a sí mismos. Y eso es lo que UNICEF tiene que ver con - ayudar a la gente a ayudarse a sí mismos -, dándoles la ayuda a desarrollar, con lo que les permite ser autosuficientes y vivir con dignidad".

Fueron 50 viajes alrededor del mundo, en los que estudió y se preparó para ser una verdadera portavoz de los desplazados. Sus trabajos fueron el fruto maduro que le permitió presentarse ante las Naciones Unidas, la prensa y los parlamentos de diversos países, para explicar el hambre y el olvido . "Todo niño tiene derecho a la salud, a la ternura, a la vida."

Su vida estuvo llena de distinción y amor al prójimo. Vivió una vida intransferible y cayó demasiado pronto, el 20 de enero de 1993 en Tolochnaz, Suiza, abatida por una enfermedad tan oculta como su intimidad amorosa. La precedía una treintena de filmes, una huella en la moda y la cultura pop, y un ejemplo de humanismo poco vistos en su medio. “No soy una experta en educación, ni en economía, religión o política. Soy una madre”, dijo en una ocasión ante los representantes de la ONU.

Tras su desaparición, su hijo Sean Ferrer, junto con algunos de sus colaboradores más cercanos, creó la Audrey Hepburn Memorial Fund, en homenaje a lo hecho por Audrey para UNICEF y como medio para continuar con lo por ella iniciado. Hasta la fecha, la fundación ha donado más de un millón de dólares para programas de ayuda a los niños en Eritrea, Etiopía, Ruanda, Sudán y Somalia.

“¿Cómo podría resumir yo mi vida? Creo que he tenido una suerte particular. ¿Tendrá eso algo que ver con la fe? Mi madre solía decir: ‘Las cosas buenas no caen en tu falda. Dios es muy generoso, pero espera que tú hagas tu parte primero’. Entonces, tú tienes que hacer ese esfuerzo. Pero al final de los malos tiempos o del enorme esfuerzo, siempre he recibido –¿cómo decirlo?– un premio. Mi vida entera lo demuestra”.

3 comentarios:

Liliana dijo...

Hola Mujer, me intereso tu blog por una imagen que tienes de una cuadro de una mujer jardin, chido tu blog te invito al mio, saludos y que tengas mucha insipiracion como se nota.

Liliana dijo...

perdona el chido, mas bien quiero decir que me parece interesante jeje.

RAFAEL dijo...

hola Mujer , que un hombre se interese por tu blog, no se hasta que punto te parecera extraño,pero la verdad es que al leer ,no solo esta historia de Audrey (actriz por la que sentia una gran admiracion)sino tambien el reportaje sobre las princesa de Eboli, me han gustado , y espero en lo sucesivo seguri haciando mis comentarios a tus repotajes.Al fin com puedes comprobar he conseguido entrar en los cometarios ,,,gracias por proporcionarme la entarda a tu blog MUJER¡¡¡

Yo adivino el parpadeo de las luces que a lo lejos van marcando mi retorno son las mismas que alumbraron con sus pálidos reflejos hondas horas de dolor y aunque no quise el regreso siempre se vuelve al primer amor ... ...Volver con la frente marchita las nieves del tiempo, platearon mi sien ... Sentir que es un soplo la vida...

CALENDARIO





EN LOS LABIOS

EN LOS LABIOS
"Dicen que el hombre no es hombre mientras no oye su Nombre de labios de una mujer.";

Volver...

Yo adivino el parpadeo de las luces que a lo lejos
van marcando mi retorno
son las mismas que alumbraron
con sus pálidos reflejos
hondas horas de dolor
y aunque no quise el regreso
siempre se vuelve al primer amor
la quieta calle, donde el eco dijo
tuya es mi vida, tuyo es mi querer
bajo el burlon, mirar de las estrellas
que con indiferencia, hoy me ven volver .
Volver con la frente marchita las nieves del tiempo,
platearon mi sien ...
Sentir que es un soplo la vida,
que 20 años no es nada ...que febril la mirada
errante en la sombras te busca y te nombra.
Vivir con el alma aferrada
a un dulce recuerdo que no ha de volver.